Reunión del presbiterio Diocesano

WP003651Como todos los meses, el clero diocesano de San Bernardo se reunió este jueves en el Seminario San Pedro Apóstol.

 

En la jornada se explicó y comento el Motu Proprio “Como una madre Amorosa” y además de comenzar con la elaboración de las Orientaciones Pastorales Diocesanas 2017-2021.

 

Es importante destacar que a la luz de las Orientaciones del Papa Francisco y de la CECH, los sacerdotes trabajan en conjunto para llegar a un grupo de aspectos que se consideran esenciales donde se centrarán los futuros trabajos pastorales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

WP 003643WP 003647

Decanato de Maipo: Es nuestra responsabilidad ser terceros activos y crear ambientes sanos para nuestra comunidad

WP 003626Con una gran asistencia de catequistas, agentes pastorales y trabajadores de las diferentes parroquias del Decanato del Maipo se realizó una nueva Jornada de Prevención de abusos sexuales y promoción de ambiente sano y seguro en la Iglesia, organizado por la Comisión Diocesana de Prevención de Abusos del Obispado de San Bernardo el pasado 18 de junio.

El encuentro reunió a las parroquias: Santos Ángeles Custodios, Sagrado Corazón de Jesús, San José Patriarca, Sagrada Familia, Santa María Virgen y Nuestra Señora de Guadalupe de la Zona del Maipo y contó con las charlas formativas de Monseñor Juan Ignacio González, el promotor de Justicia de la Diócesis Padre Eric González y la Abogada Canonista Sigal Rodríguez. 

El encuentro realizado en el Liceo Polivalente Cardenal Caro de Buin, responde a la aplicación de las Líneas Guía Cuidado y Esperanza, para la Prevención de abusos y la promoción de ambientes sanos, de la Conferencia Episcopal de Chile, es decir, procedimientos claros y coordinados en el manejo de los casos de abuso, tanto para asistir a las víctimas como para formar a la comunidad eclesial en la protección de los menores de edad.

Muchos de los asistentes agradecieron la oportunidad de formación en un tema tan importante en la acción pastoral que realizan diariamente en sus parroquias, además dijeron sentirse muy positivos a la hora de reconocerse como terceros activos en la prevención, comprometiéndose a aplicar las incontables herramientas entregadas en cada una de las exposiciones realizadas en la ocasión. 

IMG 1932IMG 1937IMG 1950WP 003636WhatsApp-Image-20160618IMG 1935WP 003625WP 003639

Clero de San Bernardo celebra jubileo en el Año de la Misericordia

clero webEn el marco del Año de la Misericordia y para unirse al jubileo de los sacerdotes celebrado en Roma por el Papa Francisco, los presbíteros de la Diócesis de San Bernardo junto a Monseñor Juan Ignacio González, peregrinaron, este lunes 6 de junio, al santuario de Lo Vásquez y a la Iglesia de los Sagrados Corazones (Padres Franceses) en Valparaíso.

La primera parada de la peregrinación fue el santuario mariano de Lo Vásquez, lugar en el cual los sacerdotes atravesaron la Puerta Santa para ganar la Indulgencia Plenaria, además de un momento de oración dentro del santuario junto a la Madre de Dios.

Luego se trasladaron hasta la parroquia de los Sagrados Corazones, ubicada en Valparaíso, donde participaron de la celebración de la Santa Misa presidida por Monseñor Juan Ignacio González y visitar la cripta del Padre Mateo Crawley-Boevey y Murga, (1875- 1960), el Apóstol mundial del Sagrado Corazón.

Esta jornada se llevó a cabo con motivo del Jubileo de los sacerdotes y seminaristas que el Papa Francisco celebró en Roma entre el 1 al de junio pasado. Y que contó con la asistencia de más de seis mil sacerdotes de todo el mundo, a los que les indicó en sus meditaciones el perfil del verdadero pastor de almas. La fecha coincidió también con la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, instituida hace 160 años por el beato Pío IX.

[widgetkit id=61]

 

 

 

 

 

Homilía del Papa: Que el cristiano sea luz para todos

papaLa batería del cristiano para iluminar es la oración. Es cuanto afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa de la mañana celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. El Pontífice puso en guardia a los cristianos para que no se conviertan en sal insípido, y añadió que es necesario vencer la tentación de la "espiritualidad del espejo" según la cual uno se empeña más en iluminarse a sí mismo que en llevar la luz de la fe a los demás.

Luz y sal
Al comentar el Evangelio del día el Santo Padre recordó que Jesús siempre habla con "con palabras fáciles, con comparaciones fáciles, para que todos puedan comprender el mensaje". De ahí la definición del cristiano, que debe ser luz y sal. Pero ninguna de las dos cosas – observó Francisco – es para sí misma: "La luz es para iluminar al otro, y la sal para dar sabor y conservar al otro".
La batería del cristiano para iluminar es la oración.

¿Pero cómo puede el cristiano entonces hacer que la sal y la luz no se desvirtúen – se preguntó el Pontífice – es decir, hacer que no se termine el aceite para encender las lámparas?

"¿Cuál es la batería del cristiano para hacer la luz? Sencillamente la oración. Tú puedes hacer tantas cosas, tantas obras, incluso obras de misericordia, puedes hacer tantas cosas grandes por la Iglesia – una universidad católica, un colegio, un hospital... – hasta te harán un monumento como benefactor de la Iglesia, pero si no rezas, aquello será un poco oscuro o sombrío. Cuantas obras se vuelven oscuras por falta de luz, por falta de oración. Lo que mantiene, lo que da vida a la luz cristiana, lo que ilumina, es la oración".

La oración "verdadera" – dijo el Papa –, "la oración de adoración al Padre, de alabanza a la Trinidad, la oración de agradecimiento y también la oración que pide cosas al Señor, pero la oración del corazón".

El cristiano sazona la vida de los demás con el Evangelio
Se trata del "aceite" – dijo Francisco – de la "batería que da vida a la luz". Y agregó que la sal no da sabor a sí misma:

"La sal se vuelve sal cuando se da. Y ésta es otra actitud del cristiano: darse; sazonar la vida de los demás, sazonar tantas cosas con el mensaje del Evangelio. Darse. No conservarse a sí mismo. La sal no es para el cristiano, es para darla. El cristiano la tiene para darla, es sal para darse, pero no es para sí mismo. Ambas – es curioso esto –, luz y sal, son para los demás, no para sí mismas. La luz no se ilumina a sí misma; la sal no se sazona a sí misma".

Ciertamente – observó el Obispo de Roma – cabe preguntarse hasta cuándo podrían durar la sal y la luz si seguimos dándolas sin cesar. La respuesta de Francisco fue que "aquí entra la fuerza de Dios, porque el cristiano es sal donada por Dios en el Bautismo", es "una cosa que te es dada como un don, y sigue siéndote dada como don si tú sigues dándola, iluminando y dando. Y jamás termina".

Atentos a la tentación de la "espiritualidad del espejo"
Según la Primera Lectura esto es precisamente lo que sucede a la viuda de Sarepta que confía en el profeta Elías y así su harina y el aceite jamás se agotan. De ahí que el Papa haya dirigido un pensamiento a la vida presente del cristiano:

"Ilumina con tu luz, pero defiéndete de la tentación de iluminarte a ti mismo. Ésta es una cosa fea, es un poco la espiritualidad del espejo: me ilumino a mí mismo. Defiéndete de la tentación de curarte a ti mismo. Se luz para iluminar, se sal para sazonar y conservar".

La sal y la luz – reafirmó el Santo Padre al concluir su homilía – "no son para sí mismas", son para darlas a los demás "en obras buenas". Para que así – exhortó – "resplandezca su luz ante los hombres. ¿Para qué? Para que vean sus obras buenas y den gloria a su Padre que está en los cielos. Es decir, volver a Aquel que te ha dado la luz y te ha dado la sal". "Que el Señor nos ayude en esto – dijo el Papa – a estar atentos siempre a la luz, a no esconderla, sino a ponerla en lo alto". Y a la sal, "a dar lo justo, aquello que es necesario, pero darla", porque así aumenta. "Son estas las buenas obras del cristiano".

Fuente: Radio Vaticano

Clase Magistral en torno a la familia

clase homeFue dictada por la Sra. Carmen Domínguez, profesora de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La instancia se desarrolló en el salón del Seminario San Pedro Apóstol en la Diócesis y se centro en los "Desafíos para la familia una perspectiva desde la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia".

La jornada contó con la asistencia de Monseñor Juan Ignacio González, sacerdotes, autoridades de la comuna, profesores de religión, religiosas y miembros de la Vicaría de la Familia.

 

 

clase1clase2clase3